Venta online de cuadernos reutilizables y ecológicos

Si te preocupa el medio ambiente y quieres contribuir a su conservación, el cuaderno reutilizable es para ti. Este cuaderno de nueva generación está fabricado con papel no estándar. Quiere ser minimalista en su concepción y realización, además de ecológico. Aplica exactamente el lema: nada se pierde, todo se transforma.

El principio del cuaderno

Ante la omnipresente crisis climática, las empresas lo intentan, pero sobre todo deben adaptarse a los cambios necesarios. Actualmente es una cuestión urgente. En cuanto al uso del papel, en Francia se consumen más de 10 millones de toneladas al año. De media, un empleado utiliza unos 80 kilos de papel al año. Y aunque todo este papel se pueda reciclar, el papel reutilizable puede hacerlo mucho mejor. Además de ser infinitamente reciclable, su sistema de fabricación le permite prohibir definitivamente el papel de un solo uso, como el papel ordinario. ¿Pero cómo? Si la usuaria escribe en este papel con un bolígrafo de gel o de fricción, podrá borrarlo, reescribirlo y volver a borrarlo, y así sucesivamente, a su antojo. De hecho, este papel puede utilizarse hasta 1000 veces. A continuación, puede obtener un cuaderno borrable. La característica especial de este producto es que promueve el desarrollo sostenible.

Ventajas considerables

En primer lugar, su fabricación es innovadora y respetuosa con el medio ambiente. Para diseñarla, las empresas no necesitan cortar ni un solo árbol, ni utilizar una cantidad astronómica de agua. Hay que tener en cuenta que para obtener un kilo de papel ordinario son necesarios 500 litros de agua mezclados con 3 kilos de madera. Además, su fabricación es contaminante, ya que hay que utilizar cloro para blanquear el papel. Es cierto que las empresas que fabrican los cuadernos reutilizables utilizan agua, pero es para refrigerar las máquinas. A continuación, el agua circula en un circuito cerrado. En cuanto a los papeles reutilizables, las materias primas son: polvo de piedra y polietileno.

Polvo de piedra: se muele para extraer carbonato de calcio, que se utiliza para fabricar papel. Hay que señalar que no se necesita ninguna cantera para obtener este componente. El carbonato de calcio está presente en varios residuos, como los de la construcción.
Polietileno de alta densidad o HDPE: es una resina sencilla y económica de fabricar. También es reciclable y, sobre todo, no es tóxico para sus usuarios ni para el medio ambiente. Por ello, el HDPE se utiliza en los sectores de la cosmética, la alimentación y la salud.

El resultado final es un papel resistente al agua y difícil de romper gracias al uso de la piedra. Incluso si se derrama accidentalmente el té o el zumo sobre él, el cuaderno no mostrará ninguna marca. Además, es insensible a las setas, las cucarachas y las polillas. El papel también es biodegradable.

Su impacto económico

Gracias a su innovador sistema, conseguir un cuaderno reutilizable es una inversión a largo plazo. Además, el precio de compra de estos portátiles no es desorbitado. Su coste de producción no es tan caro como podría pensarse. Las empresas pueden entonces venderlas a un precio mucho más bajo de lo razonable. Por tanto, los padres podrían verse atraídos por esta innovación. Las empresas también podrían estar interesadas en este documento. Sabiendo que la gran mayoría de los residuos de oficina son papel ordinario. La compra de este material podría reducir considerablemente los gastos de una empresa. Al final, este soporte se convierte en un equipo económico para todos estos usuarios.

Productos fabricados con materiales naturales: ¿por qué el bambú está tan de moda?
¿Quién inventó el vermicompostador?